Blog

¿Qué es y cuándo se realiza una ecografía Doppler?

La ecografía-doppler es un tipo de ecografía con la que se estudia el flujo de sangre que pasa a través de las arterias y venas, y que permite conocer su cantidad, velocidad y consistencia en un momento concreto.

La ecografía es una técnica basada en los ultrasonidos que permite estudiar los órganos blandos de casi cualquier lugar del cuerpo. No sirve, sin embargo, para estudiar los órganos sólidos como los huesos, porque los ultrasonidos no los atraviesan. Lo mismo sucede con los gases, lo que dificulta en ocasiones realizar una ecografía abdominal correctamente. Los ultrasonidos salen desde el extremo del ecógrafo, chocan contra el órgano a estudiar y rebotan para volver al extremo del ecógrafo donde se captan.

Uno de los tipos de ecografía es la ecografía-doppler (o eco-doppler). Este tipo de ecógrafos permiten utilizar el efecto Doppler, que fue descubierto por el físico austriaco Christian Andreas Doppler. El efecto consiste en que cuando un objeto se aleja o se acerca a una persona, el sonido que emite varía en su frecuencia (es decir, es más o menos grave o agudo). Es fácil de reconocer este efecto cuando se acerca una ambulancia, ya que el sonido será más agudo cuando se acerca además de más intenso.

Los ultrasonidos que rebotan en la sangre serán diferentes según la dirección y la velocidad del flujo de sangre. Cuando se acerque al ecógrafo la frecuencia será mayor, y cuando se aleje menor. Gracias a estas alteraciones en las ondas de ultrasonido, el ecógrafo puede interpretarlas y asignar un color concreto para cada frecuencia. Habitualmente se utilizan los colores rojoazul y amarillo.

Es una prueba exenta de riesgos, rápida de realizar, y cómoda para el paciente. Se convierte en una técnica obligada y especialmente útil cuando se sospechan enfermedades trombóticas de arterias o venas. También se utiliza de forma rutinaria en las ecografías durante el embarazo y el ecocardiograma. Tiene las mismas limitaciones que una ecografía normal: no puede atravesar el hueso, por lo que no traspasa el cráneo, ni el gas, por lo que no sirve para estudiar los pulmones.

Se realiza una ecografía-doppler cuando se quiere estudiar el flujo sanguíneo en un lugar determinado, como puede ser directamente los vasos sanguíneos (arterias o venas), pero también la sangre dentro del corazón u otros órganos. La prueba permite detectar estos problemas:

  • Obstrucción parcial o completa del vaso sanguíneo: cualquier arteria o vena puede ver reducida su luz; una de las causas más frecuentes son los trombos arteriales y venosos. Se utiliza frecuentemente en la trombosis venosa profunda de las piernas, siendo la técnica diagnóstica de elección. También sirve para estudiar placas de colesterol en algunas arterias, como las carótidas del cuello.
  • Enfermedades del corazón: se puede estudiar la repercusión que tiene sobre el flujo de sangre las estenosis e insuficiencias valvulares del corazón. De esta forma sirve de complemento a un ecocardiograma normal porque permite conocer la severidad de las alteraciones.
  • Malformación fetal: el estudio ecográfico nos permite visualizar las malformacionesde un feto en desarrollo, pero con la ecografía-doppler podemos ver además las arterias desorganizadas y sus paredes débiles. Se conocen relaciones entre un flujo sanguíneo alterado y la posibilidad de desarrollar malformaciones.
  • Preeclampsia: la preeclampsia es una de las complicaciones del embarazo más frecuentes que hace que la tensión arterial de la mujer se eleve demasiado, y resulta muy grave para el feto. La ecografía-doppler permite adelantar el diagnóstico de esta enfermedad estudiando el flujo saguíneo a través de la placenta.
  • Sufrimiento fetal: al final del embarazo el bebé necesita más aporte de oxígeno y nutrientes a través de la placenta porque es más grande. Sin embargo, la placenta es más vieja y el flujo sanguíneo está disminuido. La ecografía-doppler puede detectar cuándo se trata de una situación insostenible.
  • Varices venosas: la flebografía es una técnica que a día de hoy no se utiliza con frecuencia, pero sigue siendo útil para comprobar la permeabilidad venosa en todos sus puntos y planificar la cirugía.
  • Planificación de cirugías: en algunas situaciones especiales es necesario realizar una ecografía-doppler para estudiar el flujo y la circulación sanguínea en la zona que se va a operar.

 

Fuente. Web Consultas

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *